El manuscrito Domingo Parodi

Domingo Parodi fue un ciudadano italiano que nació en 1823 en Génova y falleció en París en 1889. Estuvo al servicio de los López antes y durante la Guerra contra la Triple Alianza.

Carátula del Manuscrito Parodi (1880)
Carátula del Manuscrito Parodi (1880)

Ya de niño llegó a Uruguay, primero, donde se formó académicamente y luego, en 1856, llegó al Paraguay donde abrió una botica y se dedicó a la prospección mineral y vegetal. Fruto de dichos estudios son numerosas publicaciones y colecciones, algunas de ellas llevadas a cabo con el botánico sueco Eberhard Munck, al que lo ata incluso una polémica sobre la propiedad de los herbolarios formados.

En 1869 es alistado por López y se suma al ejército en Azcurra, quedando a cargo de bienes del Mariscal. Finalizada la guerra cae prisionero y es llevado a Asunción, donde es sometido a interrogatorios, sobre todo aquellos llevados a cabo por la famosa Comisión Mixta organizada por el gobierno provisorio para investigar lo ocurrido durante la guerra.

Sin embargo, luego de un juicio breve logró recuperar todos sus bienes y emigró a Buenos Aires, donde se integró comercial y socialmente con la comunidad porteña, adquiriendo fama, prestigio y fortuna, para fallecer en París, víctima del cáncer, en 1889.

Domigno Parodi es, a la vez, padre del no menos famoso Enrique D. Parodi, hombre de letras y fundador de la Revista del Paraguay, de muy importante labor en la cultura de la generación del 900.

En esta oportunidad, la Colección Vera–Scuderi, a través de la Biblioteca Histórica Pública Digitalizada Aranduvera ofrece a sus lectores e interesados en general, un manuscrito del año 1880 que involucra al ciudadano Domingo Parodi y que contiene transcripciones de la Comisión Mixta investigadora de los acontecimientos de la Guerra Grande.

El mismo fue descubierto en la ciudad de Buenos Aires por el fundador del proyecto, el Lic. Carlos Vera Abed, adquirido y posteriormente sometido a restauración y conservación digital para finalmente ser donado al Archivo Nacional de Asunción (ANA) para su guarda y custodia oficial en febrero del año 2015.

Con sumo placer es ofrecido dicho manuscrito en formato de lectura en streaming. Pero si alguien necesita una copia en formato pdf, solo tiene que suscribirse a la página de Aranduvera siguiendo los procedimientos habituales y luego solicitar una copia que gustoso será enviada.

Para visualizar el archivo, haga clic encima del enlace que se encuentra a continuación.

Total de vistas 2,215 , Vistas hoy 25 

El Eco del Paraguay

El Eco del Paraguay es un periódico editado semanalmente entre 1855 a 1857, cuyo director fue el español Ildefonso Bermejo, conteniendo amplia información sobre el Paraguay y el mundo en cuatro páginas.

portada de el eco del paraguay
Portada del primer ejemplar de El Eco del Paraguay, 1855

Su fecha de aparición fue el 19 de abril de 1855 y fueron publicados en total 108 números, los cuales fueron reeditados en dos épocas diferentes en el Paraguay.

La primera de ellas en el año 1980, gracias a un trabajo comprometido del historiador Carlos Pusineri Scala y la ayuda de otras personas interesados en el tema histórico nacional y la editora Cuadernos Republicanos.

Esta primera reedición se realizó en carpetas numeradas del 1 al 4, conteniendo un total de 20 publicaciones divididas según lo indicado más abajo. El propósito fue el publicar la mayor cantidad posible, pero solo se pudo llegar a estas cuatro.

  • La carpeta 1: Contiene los números del 1 al 5
  • La carpeta 2: Contiene los números del 7 al 11
  • La carpeta 3: Contiene los números 12 al 16
  • La carpeta 4: Contiene los números 17, 19, 20, 22 y 25

Recién en 1998 el Fondo Nacional de la Cultura y las Artes (Fondec) y el diario Ultima Hora reeditaron en un solo compendio todos los números de esta importante publicación nacional.

Un hecho llamativo es la consecutividad de la numeración de las páginas de esta publicación, como si fueran las páginas de un libro o de un material coleccionable.

El proyecto cultural Aranduvera ofrece en esta ocasión un archivo en formato pdf que contiene las cuatro carpetas de 1980, así como los números correspondientes.

 

Enlaces externos:

Total de vistas 2,020 , Vistas hoy 39 

El Poder Legislativo

Conocido como el Poder que hace las leyes, esta figura constitucional, en la actualidad, en la doctrina social de derecho, tiene también la facultad de actuar como contralor o contrapeso del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial.

Cabildo
El Cabildo construído en épocas de don Carlos Antonio López

En el Paraguay colonial, regido por la monarquía y su amplio abanico de leyes, usos y costumbres, era el Cabildo la institución encargada de muchas funciones, entre ellas la de impartir algún tipo de justicia, la educación y la observación del cumplimiento de las leyes y disposiciones, así como de configurar la Intendencia como un antecedente inmediato de la Municipalidad.

Cabe señalar, igualmente, que existieron en realidad dos Cabildos: el primero, el Cabildo de la Catedral de Asunción, se refería a las cuestiones religiosas; el segundo, el Cabildo, Justicia y Regimiento, trataba las cuestiones seculares o civiles (Velázquez, 1985).

La ciudad de Asunción había sido elevada a tal grado en 1541 y pasó a ser la primera en el Río de la Plata en contar con tal institución. Le fueron permitidos regidores elegidos de entre el pueblo para llevar a cabo las funciones de ayudar al gobernador a dirigir la ciudad (Peña Villamil, 1969).

El Cabildo, como Institución, fue variando de funciones y responsabilidades con el correr del tiempo, derivando la representación popular a la figura del Congreso. Cuando la Provincia del Paraguay obtuvo su independencia en 1811, en junio se había constituido el Primer Congreso Nacional para ordenar el país y tomar las medidas de carácter urgente que la situación solicitaba.

El Congreso tuvo una vida muy agitada. Pasó de ser figura a ser suprimida por el Dr. Francia en 1824; recuperada por los López en 1840, estuvo presente en la vida institucional del país en los mejores y en los peores momentos de nuestra historia.

El viejo edificio

La figura del Cabildo precisaba de un sitio en el que mantener sus reuniones. Las mismas se llevaban a cabo en la catedral o en la casa del gobernador. Se proyectaron edificios pero no se hicieron realidad sino hasta 1844, cuando don Carlos ordenó construir un salón para las sesiones sobre la calle el Paraguayo Independiente, en la parte de atrás del actual Teatro Municipal Ignacio A. Pane.

Lo que hoy conocemos como Cabildo, o edificio del Cabildo, fue terminado en 1854 durante el gobierno de don Carlos y sirvió para varios fines: como sede del Poder Ejecutivo, como ministerio y como sede del Poder Legislativo. Actualmente funciona en el lugar un dinámico centro cultural.

Ambas cámaras del Poder Legislativo, Senadores y Diputados, funcionan desde el año 2003 en las nuevas instalaciones que se encuentran detrás de la Casa de la Cultura, sobre la Avda. República, mirando a la bahía.

Total de vistas 2,624 , Vistas hoy 2