El Gimnasio Paraguayo

El Gimnasio Paraguayo es una de las instituciones que trataron de sacar al Paraguay de la oscuridad producida por la «muerte de la patria vieja», la hecatombe de la Guerra contra la Triple Alianza. Y lo lograron, con creces, debido a su producción intelectual y la calidad de sus integrantes.

escanear0001Cuando los ecos de la «guerra grande» seguían sonando fuertes en los oídos de los paraguayos, y con el propósito de sacar adelante a la Patria social, política y culturalmente, las mentes de la época se unían en diferentes proyectos culturales.

El primero de ellos fue el Ateneo Paraguayo, luego el Instituto Paraguayo. A los ex integrantes del Instituto se debe la conformación del Gimnasio Paraguayo en 1913, entidad dedicada a la difusión de las artes, las letras y las distintas disciplinas atléticas.

En 1933, el Gimnasio Paraguayo se fusionó con el Instituto Paraguayo, otra de las señeras instituciones culturales de nuestro país, cuyas revistas publicadas se encuentran disponibles en esta biblioteca.

Aranduvera Biblioteca Digital Abierta tiene el agrado de informar que cuenta ahora con un número más de Los Anales del Gimnasio Paraguayo, específicamente el Tomo IV, Nº I de 1919 que se suma al de 1923 que ya obra en nuestra colección.

El temario de este número es el siguiente: Paraguay – Bolivia (8ª Conferencia): Dr. Manuel Domínguez. Intervención del Estado en la constitución de las sociedades anónimas: Dr. Diógenes Rojas Ortúzar. El Tartamudo: J. Natalicio González. Nuevo concepto de la justicia: Dr. Amalio Vázquez. Temas monetarios y afines (continuación): Dr. Eusebio Ayala. Aurora (novela): Juan Stefanich. El algodón en el Paraguay. Bibliografía.

Realmente un material imperdible. Muy pronto estará disponible en formato de lectura en streaming para los usuarios de Aranduvera Biblioteca Digital Abierta.

Total de vistas 4,393 , Vistas hoy 11 

Alejandro Guanes Recalde

Un poeta posromántico

A dos años de haber terminado la Guerra Guasú (1864-1870), nació en Asunción el 18 de noviembre uno de los más significativos intelectuales paraguayos: Periodista, ensayista y poeta, cubrió con su trabajo literario el espectro temporal del 900.

Según algunos investigadores, Alejandro Guanes se inspiró en su casa familiar para escribir el poema, pero que de manera metafórica los versos se refieren en realidad al país (fotografía de la Casa Guanes, Colección Charles Müller; curador, Arq. Jorge Rubbiani)
Según algunos investigadores, Alejandro Guanes se inspiró en su casa familiar para escribir el poema, pero que de manera metafórica los versos se refieren en realidad al país (fotografía de la Casa Guanes, Colección Charles Müller; curador, Arq. Jorge Rubbiani)

En el báratro de sombras alocado el viento brega,
ya blasfema, ya baladra, ora silba y ora juega
con el tul de la llovizna, con las ramas que deshoja,
   con la estola de una cruz;
ya sus ímpetus afloja, ya retorna, ora dibuja
   del relámpago a la luz,
un fantástico esqueleto que aterido se arrebuja
   del sudario en el capuz.

Estos son los versos iniciales del poema épico Las Leyendas de 1909, publicado en el libro póstumo «De Paso por la Vida», y que le valiera el aprecio y el respeto de otros connotados integrantes de la intelectualidad de la época como Juan E. O’Leary, Manuel Domínguez y Cecilio Báez.

 
Caserón de añejos tiempos, el de sólidos sillares,
con enormes hamaqueros en paredes y pilares,
el de arcaicas alacenas esculpidas, ¡qué de amores,
   qué de amores vio este hogar!,
el que sabe de dolores y venturas de otros días,
   estructura singular,
viejo techo ennegrecido, ¡qué de amores y alegrías
   y tristezas vio pasar!

Guanes había realizado sus estudios en la Argentina y muy pronto dio a conocer sus primeras estrofas poéticas. Al regresar al Paraguay colaboró intensamente con la prensa nacional y, sobre todo, con la revista del Instituto Paraguayo (1896-1908), insigne publicación que recibió en sus hojas, en 64 números que se editaron en total, a lo mejor del arte nacional e internacional de la época.

Por los ángulos oscuros de sus cuartos vaga el pora.
Es quizás un alma en pena que la vida rememora,
vida acaso de grandeza, tal vez mísera existencia,
   ¡vida de héroe tal vez!
En pesada somnolencia la tertulia se sumerge
   en confusa placidez;
es la hora en que sus formas toma el pora y en que emerge
   de la triste lobreguez. (…)

El poeta falleció el 25 de mayo de 1925, apenas con 52 años. Analistas de la literatura paraguaya como José Rodríguez Alcalá, Sinforiano Buzó, Hugo Rodríguez Alcalá, Beatriz González de Bosio, Teresa Méndez-Faith y Carlos Villagra Marsal le dedicaron estudio y páginas en sus respectivas publicaciones a este gran vate poco estudiado y referido.

Con su obra Las Leyendas, Guanes legó una gran elegía panegírica al país, cuya todavía sangrante herida provocada por la guerra que había socavado sus cimientos estaba muy presente en el paraguayo. Para rescatar el ser nacional, el trabajo de éste y otros grandes poetas e intelectuales de la época estuvo al lado del ciudadano apuntalándolo.

Fuente:
Buzó, J.S. Indice de la poesía paraguaya (1959). Edic. Niza, Asunción.
Centurión, C.R. Historia de la cultura paraguaya (1961). Buenos Aires

Total de vistas 3,122 , Vistas hoy 15 

La Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora Santa María de la Asunción

Semejante y protocolar nombre recibió la ciudad de Asunción en la fecha en que adquirió tal carácter, el 16 de setiembre de 1541, bajo los auspicios de don Domingo Martínez de Irala, al instituir el Cabildo.

Centro de Asunción, en 1951
Centro de Asunción

Luego pueden escucharse otros como el de Amparo y Reparo de la Conquista, Madre de Ciudades y Cuna del Primer Grito de la Libertad en América.

Y todos estos títulos tienen una explicación que, más o menos, se entiende así: Amparo y Reparo de la Conquista, porque fue el sitio donde los conquistadores encontraron la protección en sus cuestiones colonizadoras; Madre de Ciudades, porque desde Asunción salieron los conquistadores a fundar otras en los alrededores, y Cuna del Primer Grito de la Libertad en América por la importancia de Asunción durante los movimientos Comuneros.

Pero, como en todas las historias y a pesar de que Asunción parecería ser una ciudad que no tiene muchas a priori, incluso hasta parece un poco aburrida, es cuestión de rasgar un poco la superficie para que salgan a flote muchas de ellas.

Basta con saber buscar para encontrar las historias sobre nuestra ciudad capital; basta con no conformarnos con el mismo texto que siempre leemos o nos proporcionan en las escuelas y colegios ya que hay mucho más que se puede aprovechar para poder entender cabalmente a la Asunción que este año cumple honorables 476 años, aunque algunos creen que en realidad cumple 477…

¿Y cómo es eso, cómo que 477 y no 476? Si las matemáticas no engañan, y generalmente no lo hacen, 2013-1537=476. Sin embargo durante mucho tiempo la fecha de la fundación de la ciudad de Asunción estuvo envuelta en polémica debido a las anotaciones del ilustre Ulrich Schmidl, el cronista de origen alemán que anduvo por las Américas reseñando su historia desde la mirada de un testigo ocular.

Según sus escritos, la casa fuerte que diera origen a la ciudad de Asunción no fue fundada el 15 de agosto de 1537 sino el 18 de enero de 1536, así como tampoco fue fundada en la actual Bahía de Asunción sino en una bahía en la zona de Lambaré, postura defendida por algunos investigadores como el Prof. Vicente Pistilli en un apasionante libro editado en 1987 llamado La Primera Fundación de Asunción, La Gesta de Juan de Ayolas.

De esa manera presenta el historiador su aporte investigativo que confirma la teoría de las dos Asunciones, separadas apenas por unos meses de antigüedad, refutando las obras de Manuel Domínguez y Fulgencio R. Moreno, quienes aparte de tratar de «embustero» a Schmidl, llegaron a la conclusión de la fecha oficial como 1537.

Eso es lo apasionante de la historia y de su proceso más trascendental: la revisión desapasionada y desmitificadora que debe dirigir los esfuerzos de los investigadores que desean descubrir la verdad.

Bibliografía a consultar:
Pistilli, Vicente. La Primera Fundación de Asunción, La Gesta de Juan de Ayolas (1987). Editorial El Foro. Asunción
Kallsen, Margarita. Asunción: 450 años de su fundación 1537-1987 (1987). Edición de la autora. Asunción
Peña Villamil, Manuel. La Fundación del Cabildo de la Asunción (1969). Editorial El Gráfico. Asunción
Cardozo, Efraím. Breve Historia del Paraguay (2007, reimpresión). Editorial Servilibro. Asunción

Total de vistas 2,806 , Vistas hoy 11