Olga Blinder

Olga Blinder cumple el día de hoy, 30 de diciembre, 94 años con nosotros. Las siguientes son unas apreciaciones totalmente personales y subjetivas acerca de la maestra.

Xilograbado de Olga Blinder que ilustra un poema de Mauricio Schvartzman fechado en 1971 y publicado en las páginas 24-25 de la revista Criterio N.º 10-11 también de 1971
Xilograbado de Olga Blinder que ilustra un poema de Mauricio Schvartzman fechado en 1971 y publicado en las páginas 24-25 de la revista Criterio N.ºs 10-11, también de 1971, llamado «Han encerrado a un hombre hace tantos años»

Hecha la advertencia del caso, hablo en tiempo presente porque de esa manera está en el recuerdo de quienes alguna vez fuimos «tocados» por ella de alguna forma.

No estuve mucho tiempo con Olga Blinder como otros, pero sí el suficiente para habernos conocido algo. Desde su primer cruce de palabras conmigo cuando una noche de día lunes en el Instituto Superior de Arte, en aquellas bienvenidas tan particulares que organizaban en el patio de la casa de Ana Díaz los profesores, entre ellos el recordado Carlos Cristaldo, nos encontramos en el patio bajo la recordada y añeja Santa Rita.

Muy fiel a su estilo –había sido– me preguntó para qué creía yo que me matriculé en el Instituto. Muy suelto le dije:

–Para tener un título.

–Estas equivocado –me contestó–. Te vas a llevar mucho más que eso de aquí…

Desde esas primeras palabras que cruzamos, mucha agua pasó bajo el puente de mi educación en artes en el ISA y ella estuvo al lado en muchas de ellas, a veces a palanganazos, a veces ayudándome a pasar el puente. Pero aprendí mucho de ella, quizá más de su vida y de sus observaciones que lo académico, que al fin y al cabo es de lo que también se trata la «educación».

HomenajeOlga01lowUna de las cosas que supe de ella, es que le gustaban las noches de luna naciente, cuando un haz de luz en curva recorta el cielo en plena oscuridad. Los que la conocimos y estamos atentos al detalle la conocemos como la «luna de Olga».

Otras de las cosas que aprendí de ella es que no era una mujer fácil, pero para referirse mejor a eso están los panegiristas y los biógrafos. En el Instituto Superior de Arte siempre está presente, pero de otra forma, casi omnipresente; y en el recuerdo de todos los que la conocimos y tratamos con ella, también.

 

Total de vistas 3,269 , Vistas hoy 8 

El grabado en el Paraguay

El grabado en el Paraguay es un suplemento de la revista Alcor (Cuenco), publicado en formato libro de medio oficio, impreso a un color de tinta en 1962 y 54 páginas.

xilografía de olga blinder de 1962
Xilografía de Olga Blinder, 1962

En 1955, Rubén Bareiro Saguier y Julio César Troche habían fundado una publicación que llevó el nombre de Cuenco por dos números. En el tercero, por razones que se dan a entender ya en el segundo con un pequeño escrito presillado en tapa, se indica que a partir de ahí se denominaría Alcor.

La segunda mitad del siglo XX fue muy importante y productiva para la cultura nacional. Muchas fueron las publicaciones aparecidas en esa época, surgidas del espíritu irrefrenable de los actores intelectuales de la época, los conocidos como de la generación de los años ’50 y ’60, como por ejemplo la revista Criterio.

En esta ocasión, el proyecto cultural Aranduvera, a través de la Colección Vera–Scuderi y gracias a la colaboración del Instituto Superior de Arte, quien facilitó la preservación digital del documento donado por la Prof. Mercedes Bedoya Rocca, presenta el suplemento El grabado en el Paraguay, escrito por Josefina Plá, en el que se puede encontrar una semblanza sobre la técnica en el Paraguay a partir de la labor de los jesuitas en el siglo XVII.

El material está disponible en formato de lectura en streaming en HTML5, para ser visto en cualquier dispositivo móvil o computadora.

Para abrir el material, por favor haga clic en el enlace de abajo:

Enlace al material El grabado en el Paraguay

Total de vistas 2,393 , Vistas hoy 2