Dos novelas de Emilio Salgari y el Paraguay

Emilio Salgari escribió dos novelas de ficción con protagonistas paraguayos, una de ellas con base histórica en la Guerra contra la Triple Alianza. Aquí les presentamos una de ellas para su lectura en streaming.

Tapa del libro El Tesoro del Presidente del Paraguay en su edición de 1958, Editorial Pulga, Barcelona

Emilio Salgari (Verona, 1862–Turín 1911), escritor, marino y periodista, nació apenas un par de años antes que comience la Guerra contra la Triple Alianza (1864–1870). Escribió, principalmente, obras de aventura.

La más conocida de ellas es el Pirata Sandokan, perteneciente a la serie o ciclo «Piratas de Malasia». Acostumbrado a realizar sus escritos en series, también se suman los ciclos Piratas del Caribe, Piratas de las Bermudas, Aventuras en el Far–West y otros denominadas menores, entre las que se encuentra la conocida como Los dos marineros, de las que forman parte El Tesoro del Presidente del Paraguay y El Continente Misterioso.

El Tesoro del Presidente del Paraguay

Esta novela fue editada en Turín y publicada en 26 entregas en el periódico Il Novelliere Ilustrato desde el 7 de enero hasta el 15 de julio de 1894.

La trama de esta obra, ambientada en 1869, incluye un viaje misterioso desde la ciudad de Boston, USA, a bordo de un barco, el Pilcomayo, que debía navegar hasta el Sudamérica y forzar el paso por el río Paraguay para hacer llegar al Mcal. Francisco Solano López un cargamento de armas y municiones en pleno desarrollo de la guerra.

La tripulación está formada por un capitán, dos marineros paraguayos y un funcionario del Estado que sufren mil peripecias para tratar de cumplir su tarea que incluía la entrega de algo mucho más importante que las armas, una carga importante de diamantes para financiar la guerra.

La aventura continúa con la voladura del barco ante el fracaso de la misión, así como el vuelo en globo aerostático de los paraguayos. Reseñamos hasta ahí, dejando que la lectura del libro dé las respuestas a las preguntas que pudieran haberse formado.

El Continente Misterioso

El Continente Misterioso, por su parte, fue publicada en 1894 también en Turín, bajo la forma de una novela de aventuras protagonizada en Australia de fines del siglo XIX, por un puñado de exploradores occidentales, entre los que se encontraban los mismos protagonistas paraguayos de El Tesoro del Presidente del Paraguay, que se enfrentan a la hostilidad de la naturaleza y de las tribus nativas.

Emilio Salgari, a pesar de la prolifidad de su obra, sufrió del desdén del algunos colegas y editores de la época debido a que lo consideraban un escritor «liviano», poco comprometido y afecto a la ficción. Sin embargo, la lectura de sus obras refleja todo lo contrario, demuestran un compromiso social muy importante.

En cuanto a las obras sobre el Paraguay, que se sepa nunca estuvo por estas tierras y que alimentó su conocimiento en las bibliotecas y libros referentes al Paraguay ya que los detalles descriptivos son muy exactos.

Desde Aranduvera Biblioteca Digital Abierta les recomendamos fechacientemente la lectura de la obra de Emilio Salgari, y sobre todo de aquellas dos referentes a temas y personajes paraguayos. Más abajo les dejamos el enlace que le llevará al material de lectura en streaming de El Continente Misterioso.

Enlace a la obra El Continente Misterioso

Total de vistas 4,088 , Vistas hoy 6 

La Plaza Uruguaya

Una de las zonas verdes más emblemáticas de la ciudad, incluso del país, es la conocida como Plaza Uruguaya, situada en pleno centro histórico de Asunción.

PlazaUruguayaLa proficua labor de los franciscanos en el Paraguay comenzó en 1542, cuando sus primeros miembros llegaron con Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Hacia 1580 comenzó la construcción de su primer convento, que quedó inconcluso; pero un informe de 1587 avisa la construcción de otro edificio, sobre la rivera del río Paraguay, cementerio incluido, en la Loma Karapã, en la populosa Chacarita.

A principios del siglo XVIII, el mismo se vio amenazado por el tiempo y los raudales. Entonces los franciscanos solicitaron a las autoridades un solar que perteneció a los jerónimos para construir un nuevo convento. La ubicación corresponde a la manzana de las actuales calles Iturbe, México, 25 de Mayo y Eligio Ayala.

El sitio donde actualmente se encuentra la Plaza Uruguaya, fue el lugar donde la orden contaba con un rancherío de esclavos y corral de bestias. Durante el gobierno del Dr. Francia el sitio fue convertido en cuartel del Ejército y luego de la Guerra Grande, en 1873, se vendió el terreno. La parte correspondiente a la actual plaza, que era un gran arenal donde incluso se efectuaron fusilamientos, era conocida popularmente como Plaza San Francisco.

Cambio de nombre

El Uruguay fue el primer país aliado en devolver los objetos que sus fuerzas llevaron del Paraguay durante la Guerra Grande. En 1885, el presidente oriental Máximo Santos presentó a su Congreso un proyecto de ley de condonación de deuda y de devolución de trofeos que fue aprobado por aclamación.

Se conformó una delegación encabezada por el ministro de Guerra Gral. Máximo Tajes, acompañado de una banda de músicos y militares. La comitiva se trasladó al Paraguay a través del río y fue presentando honores en distintos lugares como Humaitá y Pilar, echando anclas en la bahía de Asunción el 31 de mayo de 1885 a las 7 de la mañana bajo una salva de 21 cañonazos.

Multitudinarias actividades cívicas se llevaron a cabo durante los días que la delegación estuvo en el país. El presidente Santos fue declarado general honorario del Ejército nacional y ciudadano paraguayo, al igual que los otros integrantes de la delegación.

Pero el evento que se relaciona con esta nota fue el cambio de nombre de la antigua Plaza San Francisco por el de Plaza República del Uruguay, conocida popularmente como Plaza Uruguaya, como un acto de gratitud.

Bibliografía:
Durán Estragó, M. Conventos, ermitas, iglesias y parroquias del Paraguay colonial. La Historia en el Paraguay, ABC Color, Fasc. Nº 9, Cap. Nº 6. 2012.
Recuperado de internet: http://archivo.abc.com.py/2003-04-20/articulos/43535/un-gesto-de-amistad

Total de vistas 2,234