Incorporaciones

Incorporaciones a la Colección Vera-Scuderi que pronto subirán a la Biblioteca Digital Abierta Aranduvera

Esta cuestión de libros que se suman no es nada fácil de administrar. Entre obsequios, donaciones y compras se pasa uno la vida catalogando, registrando y digitalizando.

Pero de nada vale quejarse, al fin y al cabo, porque esto es parte de la conformación y desarrollo del proyecto cultural y lo sabíamos.

Muchas gracias a los que generosamente comparten sus textos con el público interesado en informarse y que no puede acceder a una biblioteca física o se encuentra imposibilitado a ello por alguna razón, encontrando en este proyecto una solución, aunque sea pequeña, a su inquietud de obtener conocimiento.

Si es que, en ocasiones, tardamos en subir los archivos digitales, se debe a la cantidad de textos que tenemos pendientes de digitalizar previo trabajo de adecuación física de los mismos. Pedimos disculpas por ello.

Revistas Guarania

El tema de las revistas es algo sorprendente debido a la producción en nuestro país. El caso de Guarania es todavía más sorprendente. De los cinco periodos que tiene esta publicación, en la Colección Vera-Scuderi contamos con varios ejemplares de todos ellos.

En este caso se suman al compendio los nºs 1 (julio de 1942) y 12 (setiembre de 1943) de la época de edición en la ciudad de Buenos Aires. La dirección de las mismas es del insigne Natalicio González y A. Cova. Ambos ejemplares se encuentran en muy buen estado.

La Paz del Chaco

En estos momentos en que, en nuestro país, hay un gran interés por los materiales referentes a la Guerra del Chaco, no podemos dejar de atender todos los frentes de opinión.

Tal es el caso de este libro, La Paz del Chaco, firmado por Marco Antonio Laconich, ex delegado del Paraguay en la Conferencia de Paz y prólogo del Cnel. Rafael Franco, a esa fecha ex presidente de la República del Paraguay.

En este texto, el autor da su versión sobre los prolegómenos sobre las tratativas para llegar a la ansiada paz del Chaco que al final se terminaría por firmar en 1938. Cuenta con 235 páginas y fue publicado por la Editorial Paraguay en Montevideo, en el año 1939.

Estigarribia. Veinte años de Política Paraguaya

Enrique Bordenave, el prologuista de este libro de Alfredo M. Seiferheld, dice: «El propósito original de Alfredo M. Seiferheld fue el de contestar ciertos aspectos de las Memorias del Coronel Arturo Bray, referentes al Mariscal Estigarribia. Sin embargo, el resultado ha ido más allá de aquella intención, y al abarcar toda una época de la vida nacional se ha convertido, además, en la primer obra del autor sobre un tema de envergadura mayor».

Este material tiene 458 páginas y un interesante apéndice gráfico. Fue publicado por la Editorial Laurel en Asunción, en los talleres de Editora Litocolor en el año 1982.

Cabe mencionar que a esa altura de los tiempos, ya habían sido editadas las memorias anotadas por Pablo Max Ynsfrán (1972) y Graciela Estigarribia, una de las hijas del Mariscal, (1974) que alcanzó tres ediciones más.

Nanawa

Por su parte, este texto debido a la pluma del Gral. Jenáro Espínola, comandante entre otros del R.I. Nº 5 Gral. Díaz y Nº 2 Ytororó.

Desde sus páginas nos ofrece una visión objetiva sobre la segunda batalla de Nanawa, quizá la más importante librada durante la Guerra del Chaco (1932-1935), llevada a cabo entre los días 4 y 6 de julio de 1933.

Fue publicado e impreso por la Editorial La Colmena en el año 1960 y en sus más de 150 páginas ofrece, además, un importante apéndice cartográfico sobre la batalla.

La Paz del Chaco

En este libro, su autor, Víctor Ayala Queirolo, ofrece al lector el relato de la gestión del Dr. Gerónimo Zubizarreta en la Conferencia de Paz que gestionó la firma del tratado en 1938.

En su dedicatoria, Queirolo afirma: «Dedicamos este trabajo al Prócer de la Defensa de los Derechos del Paraguay, Doctor don Gerónimo Zubizarreta».

En sus 342 páginas, este texto publicado por la Editorial Casa – Libro e impreso en los talleres gráficos de la Escuela Salesiana, ofrece al lector la visión de uno de los principales negociadores del tratado de paz.

Total de vistas 2,425 , Vistas hoy 9 

Los primeros rectores

VITAM IMPENDERE VERO (IV)

«Conocer la historia del lugar en que uno está sentado» es una declaración de actitud con la cual cerré el anterior número. En este momento en que la proliferación de la información relativiza el conocimiento, damos por sentado mucho y en consecuencia investigamos poco.

Dr. Ramón Zubizarreta, primer Rector de la UNA (1889-1891)
Dr. Ramón Zubizarreta, primer Rector de la UNA (1889-1891)

José Segundo Decoud, como articulador de la ley de creación de la Universidad Nacional de Asunción había tenido agrios enfrentamientos por algunos temas álgidos con algunas personalidades de la época. Entre ellos el mencionado en el número anterior en referencia a la autonomía de la institución y la necesidad de tal como un argumento cierto en la construcción de la Universidad.

Otro tema discutido fue la cantidad de alumnos necesarios para la apertura de sus aulas y la pertinencia o no de la nacionalidad para formar parte del plantel de docentes. En todos los casos, la firme postura y la doctrina de José Segundo Decoud prosperaron y así se pudo contar con varios de los más brillantes intelectuales extranjeros que en la época desarrollaban sus actividades en el Paraguay.

De tal manera la naciente Universidad se pudo beneficiar del aporte de los Zubizarreta (primer Rector hasta 1891), Olascoaga, Vallory, Lindner, Jordán, Lofruscio, Zanotti, Calderara y Finis por citar algunos extranjeros, quienes junto a los Audivert, Aceval, Domínguez, Benza, López Moreira, Barbero, Taboada y otros paraguayos fueron construyendo la base académica y pedagógica de la Institución (Monte de López Moreira, M.G. Historia de la Universidad Nacional de Asunción (1889-1989), Vol. I, 1990).

Esa idea surgida de la inspiración de Decoud, la de la autonomía tan preciada, alejada de los vaivenes políticos de todas las épocas, está traducida en el Capítulo II, de la Autonomía Universitaria, art. 5 del Estatuto de la UNA y dice así: «La autonomía implica la plena capacidad de la Universidad Nacional de Asunción para dictar los estatutos y normas que la rijan, determinar sus órganos de gobierno, elegir autoridades, ejercer las funciones de docencia, investigación y extensión, y las actividades administrativas y de gestión que en consecuencia sean desarrolladas», y así está inscrito en el último documento refrendado en el año 2005.

Volviendo a José Segundo Decoud, para tener un semblante un poco más claro de su figura, aquel que fuera político y periodista, intelectual, escritor y traductor; canciller durante cinco distintas presidencias, que hablaba perfectamente varios idiomas, que fue enemigo declarado de los López y formó parte de la Legión Paraguaya contra su propio país en la Guerra Grande, cosa que poco le fuera perdonado; que fue exiliado y regresó, que nunca pudo llegar a la primera magistratura a pesar de su capacidad, que fuera el puntal de la creación de la UNA y sostenedor de su ideología programática, cuando se encontró aislado y marginado políticamente luego de la Revolución de 1904, decidió poner fin a su vida, siendo senador de la Nación, autoeliminándose en 1909 (Zubizarreta, C. Cien Vidas Paraguayas. Bibl. Centenario Nº 6, 2ª Edic., Edit. Servilibro, Asunción. 2011), apagándose así una vida que recién a la distancia puede ser analizada, valorada y justipreciada de cabal forma, sobre todo en el ámbito universitario de la UNA, su espacio por naturaleza propia, la que debe asumir el papel protagónico en esta nueva mirada a la historia de la Institución.

Total de vistas 1,263 , Vistas hoy 6