Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Justicia, junto al Legislativo y el Ejecutivo conforma la institucionalidad de nuestro país y su sistema de gobierno democrático basado en la división e independencia de poderes.

La Justicia y su disposición en nuestro país no fueron siempre como las conocemos ahora. Por su origen colonial, las cuestiones judiciales de la antigua Provincia del Paraguay, creada en 1776, estaban sujetas a lo que disponía la corona española.

Pero no se debe pensar que al no existir un Poder Judicial constituido faltaba la figura, sólo había una forma distinta de impartir Justicia acorde a la época, centralizada y enfocada en el poder del rey.

Para decidir cómo dar a cada cual lo suyo estaban el Cabildo, los gobernadores, los alcaldes y los tribunales de alzada. Se dependió durante un tiempo de la Real Audiencia de Charcas, pero a partir de 1783, cuando se estableció la Real Audiencia de Buenos Aires, Paraguay cayó bajo esa jurisdicción.

Una acción de independencia

La libertad de la Provincia del Paraguay no debía ocurrir sólo en el ámbito político, también en el judicial. El Congreso General de junio de 1811 dispuso la independencia de la Justicia de Comercio separándonos de Buenos Aires, y en 1812 definió la separación total de la Real Audiencia de Buenos Aires “a fin de soltar las últimas amarras que tenían al Paraguay ligado al viejo régimen colonial”.

El 19 de marzo de 1812 fue remitida a la Junta de Buenos Aires una nota en que se exigía la devolución de todos los casos judiciales pendientes para ser atendidos en la Provincia del Paraguay por sus jueces naturales. El gobierno porteño entendió que había justicia en tal pedido y ordenó el 20 de abril de ese mismo año que se diera lugar a lo solicitado.

Ese fue el acto que conquistó la independencia de la Justicia como un poder independiente en el Paraguay, aunque todavía faltaría un largo camino por recorrer para concretar la figura como una Institución, cosa que ocurriría recién a partir de la Constitución de 1870.

Provincia por República, y más aún

A dos años de la independencia, el 30 de setiembre de 1813, se reunió en Asunción el 2º Congreso de la Provincia del Paraguay a solicitud del Dr. Francia.

Varias e importantes fueron las resoluciones tomadas, entre las que se debe citar las siguientes:

  1. Se reafirmó la declaración de la independencia y se aprobó el cambio de denominación del país pasando de Provincia del Paraguay a República del Paraguay.
  2. Se adoptaron la bandera y el escudo nacionales.
  3. Se aprobó un Reglamento de Gobierno, conformando lo que podría darse en llamar la primera Constitución Nacional.
  4. Se estableció la figura del Consulado, ejercido por dos ciudadanos en igualdad de condiciones y poder que deberían gobernar por el término de un año.

Bibliografía:
Silvero, Jorge. En Los orígenes del Poder Judicial Paraguayo en el siglo XIX. El Poder Judicial en el Paraguay, sus Orígenes y Organización 1870-1900. Tomo I. Corte Suprema de Justicia. Asunción. 2011.

¡Si te gustó, registrate!