Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Paraguay Catholico en sus principales provincias convertidas a la Santa Fé, y Vassallage del Rey de España por la predicación de los Missioneros Zelosos De la Compañía de Jesus: en gran parte arruinada por los Mamelucos del Brasil, y restablecidas por los mismos Missioneros. Parte Segunda. Escrito por el Padre Joseph Sanchez Labrador Missionero en la misma Provincia del Paraguay. Año de 1769. En Ravenna.

Copia digital del original manuscrito de el Paraguay Catholico, parte II, del padre Sanchez Labrador, perteneciente a la Real Academia de Historia de España

Copia digital del original manuscrito de el Paraguay Catholico, parte II, del padre Sanchez Labrador, perteneciente a la Real Academia de Historia de España

El SJ Jospeh Sanchez Labrador escribió este y otros materiales fundamentales para el entendimiento de la labor de los jesuitas en las misiones luego de sufrir el extrañamiento. Algunos de sus títulos son, por ejemplo, Peces y Aves del Paraguay, Yerba Mate y otros importantes títulos que no se publicaron.

Este caso específicamente, el Paraguay Catholico, está dividido en dos partes, la segunda fue editada por el padre Furlong junto a Viu y Zona, Buenos Aires, en 1936, y hay una anterior de 1910 por la editora Coni Hnos. de Buenos Aires.

Sobre el SJ Joseph Sanchez Labrador (*)

Sánchez Labrador, nació en La Guardia, pueblo manchego del arzobispado de Toledo, España un 19 de setiembre de 1717. Llegó al Río de la Plata en 1734, enseguida se trasladó a Córdoba para terminar sus estudios hasta 1739 cuando fue ordenado sacerdote. Sus biografos cuentan que entre 1740 y 1743 estuvo nuestro misionero en Montevideo o Buenos Aires. Vuelto a Córdoba dictó clases durante algunos años y luego pasó a las misiones guaraníticas. Seguramente allí, rodeado por los paisajes magníficos y exuberantes de nuestra selva misionera, fijó su intelcto tantas descripciones de la naturaleza sudamenricana.

En aquel entonces para consolidar la conquista espiritual del Gran Chaco fue necesario en aquel enconces encontrar alguna ruta que uniese las ciudades de Asunción del Paraguay y Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, para desde allí seguir camino hacia Perú. Le tocó a Sanchez Labrador después de tantos sacrificios descubrir ese camino, al respecto el P. Peramás escribió … Sin grandes esfuerzos, sin gastos, sin peligro de la vida del explorador se llevó a cabo esta hazaña, en cuya realización habían anteriormente sucumbido [los padres Juan Bautista Zea, Juan Neumann, Agustín Castañares, Agustín Arce y Bartolome Blende, quienes] en la misma empresa cayeron en poder de los indios enemigos … Sanchez Labrador traspasó aquella barrera que hasta enconces detenía a los expañoles y llegó hasta los pueblos de Chiquitos sano y salvo….

A su regreso, en junio de 1767 Sanchez Labrador recobraba fuerzas cuando fue anoticiado de la orden de extrañamiento “… Legué a la Reducción de Nuestra Señora de Belén entre 7 y 8 de la noche… pasé… algunos días y en el que me hallé algo libre se nos intimó por soberano decreto otro viaje calificado de destierro y expatriación.” Meses después, fue embarcado en la Fragata de Guerra la Esmeralda dispuesta en Montevideo para zarpar rumbo a Cádiz, con el tiempo se instaló en Ravena, Italia donde escribió sus obras. Falleció un 10 de octubre de 1798.

(*) Fuente bibliográfica sobre el padre Sánchez Labrador:
http://www.scricciolo.com/Nuovo_Neornithes/Labrador_Jos%C3%A9_.htm

¡Si te gustó, registrate!