Etiquetas

, , , , , , , , , ,

El maíz en la cultura (I)

“… rogó y amonestólos el Almirante que hiciesen buena guardia al castillo de proa, y mirasen bien por la tierra, y que al que le dijese primero que vía tierra le daria luego un jubón de seda, sin las otras mercedes que los Reyes hablan prometido, que eran 10.000 maravedís de juro á quien primero la viese…”.

Copia facsimilar de Los viajes de Cristóbal Colón, obra basada en los apuntes de fray Bartolomé de las Casas

Copia facsimilar de Los viajes de Cristóbal Colón, obra basada en los apuntes de fray Bartolomé de las Casas

“… A las dos horas después de media noche pareció la tierra, de la cual estarían 2 leguas. Amañaron todas las velas, y quedaron con el treo, que es la vela grande y sin bonetas, y pusiéronse á la corda, temporizando hasta el dia Viernes, que llegaron á una isleta de los Lucayos, que se llamaba en lengua de indios Guanahani”.

De esa manera se recoge el relato de la llegada del almirante genovés a las tierras que él creía eran de las Indias. Es innegable, más allá del abuso de poder de los europeos, la importancia del trasvase cultural entre europeos y americanos nativos, así como sus consecuencias para el resto del mundo.

Es difícil imaginarse una salsa italiana sin los tomates, una Suiza sin el chocolate, una hamburguesa sin las papas fritas de América, un mundo sin el tabaco y una América sin el ganado vacuno o la tecnología europeos. En fin, ese es un tema que hasta ahora suscita discusiones de las más diversas.

La fecha exacta del hallazgo de los españoles varía y es controversial. Algunos citan al 5 de noviembre de 1492, otros al 15 de noviembre. Lo cierto es que mucho era nuevo para los europeos, por lo tanto lo que veían era, si no desconocido, difícil de describir y, entonces, le asimilaban características conocidas para ellos.

“Estando así vino el Contramaestre de la Niña á pedir albricias al Almirante porque había hallado almáciga; mas no traia la muestra porque se le habia caído. Prometióselas el Almirante, y envió á Rodrigo Sánchez y á Maestre Diego á los árboles, y trujeron un poco della, la cual guardó para llevar á los Reyes”. Este episodio está registrado en la cronología del 5 de noviembre.

El 15 de noviembre está anotado: “Acordó de andallas estas islas con las barcas de los navios, y dice maravillas dellas, y que halló almáciga é infinito lináloe, y algunas dellas eran labradas de las raices de que hacen su pan los indios”, refiriéndose en ambos casos a la isla de Cuba como el lugar.

Lo cierto es que así, de una u otra manera, los españoles descubrieron que existía el maíz, un objeto omnipresente en todas las culturas americanas, desde el Canadá hasta la Patagonia, ya sea en la culinaria como en la mitología desde miles de años antes que Colón llegue a estas tierras.

Fuente:
Fernández de Navarrete, M.; Casas, B. de las; Alvarez Ch., D. Viajes de Cristóbal Colón (1922). Madrid, Calpe.
Ibarra Grasso, D. Tras las huellas del origen del maíz. Servicio Informativo de las Américas (OEI). La Paz. 1999.

¡Si te gustó, registrate!